Some people see things that others cannot. Tales of Mystery and Imagination. “The oldest and strongest emotion of mankind is fear, and the oldest and strongest kind of fear is fear of the unknown” (H.P. Lovecraft).

Salomé Guadalupe Ingelmo: In Speculo, frater absens, idolum tuum est: Sermo septimus ad ignaros Mortuos

Salomé Guadalupe Ingelmo, Philip K. Dick, escritores de ciencia ficción, escritores de microrrelatos, escritores de microficción
Salome Guadalupe por Alejandro Cabeza



A ti, que estás siempre ahí, restableciendo la confianza
en lo sublime e incontestable


−¿Nos ha llamado usted?
−Sí. Mi marido, el señor Dowland… El 3-2-74 está teniendo otra crisis hipersensorial. Toma los fármacos reglamentarios. Nada más: ni supresores de la ira ni inhibidores de la ansiedad ni reguladores del sueño −las estrellas del mercado negro.
−Otro que ve a Dios en las pildoritas rosa −le susurra al compañero−. En el peor de los casos, la reacción le provocará una catatonia temporal, pero difícilmente caerá en coma. A casi ninguno le sucede –explica con una sonrisa desafiante. Todos mienten. Se aburren y además son unos viciosos, así que se hinchan a pastillas prohibidas−. Deja fluir las lágrimas, muchacho –le aconseja el policía−, y todos tus pecados serán lavados.
No se percata de los estigmas en sus palmas. Han empezado a supurar de nuevo.
La pistola de inyección libera un suspiro de alivio o de indiferencia por el padecimiento ajeno. El líquido azulado engrosa las venas. Las convulsiones huyen del cuerpo mortificado. Pero el sudor persiste como lágrimas desorientadas. Las pupilas dilatadas naufragan en unos ojos inmensos, incrédulos. Ella sabe lo que están viendo.
−No te preocupes, Jack. Ha sido sólo un sueño, una pesadilla. Ya ha pasado.
−¿Él ya no me molestará más? –pregunta turbado, al borde de las lágrimas. Con el mismo terror que arropa a los niños por las noches prendido en su voz.
−No, cariño. Te lo he explicado cientos de veces. Ese tal Dick…


−Philip –corrige con desconcertante familiaridad. Como si se estuviese habituando a su presencia a pesar del terror que le inspira.
−Sí, eso, Philip. Ese Philip no existe. Es sólo el fruto de tu imaginación.
−Y… ¿la otra parte del sueño? –indaga mientras aferra el pez que lleva al cuello.
−Sólo sueño: el imperio nunca cayó y nadie nos persigue. Estamos a salvo.

Pero él no se fía. Sabe que le mienten. Orfeo lo advierte en las temblorosas plantas, en sus inestables pies de arcilla.

No comments:

Post a Comment

My Blog List

Tales of Mystery and Imagination

" Tales of Mystery and Imagination es un blog sin ánimo de lucro cuyo único fin consiste en rendir justo homenaje
a los escritores de terror, ciencia-ficción y fantasía del mundo. Los derechos de los textos que aquí aparecen pertenecen a cada autor.


Las imágenes han sido obtenidas de la red y son de dominio público. No obstante si alguien tiene derecho reservado sobre alguna de ellas y se siente
perjudicado por su publicación, por favor, no dude en comunicárnoslo.

List your business in a premium internet web directory for free This site is listed under American Literature Directory